Evento terminado

Entradas para El territorio como espacio de paz en Colombia

El territorio como espacio de paz en Colombia

Información adicional

El territorio como espacio de paz en Colombia

  • 16 nov 2017
  • Círculo de Bellas Artes. Sala María Zambrano, Madrid mostrar mapa
Información del evento

“El Territorio como espacio de Paz en Colombia”, tiene como objetivo analizar los logros y desafíos del proceso de Paz en cuanto al cumplimiento de la agenda de género y la paz territorial, desde las miradas de mujeres indígenas, afrodescendientes, excombatientes y rurales. 

 

INTEGRANTES DE LA MESA

Pilar Rueda

Es antropóloga, especialista en temas de Paz Y migración y asesora en género para la secretaría Ejecutiva de la Jurisdicción Especial para la Paz-JEP en Colombia. Su papel como integrante de la subcomisión de género en los diálogos de Paz en La Habana ha sido fundamental para introducir el enfoque de género al proceso de Paz visibilizando a la mujer como sujeto activo, promoviendo la no estigmatización por razón de orientación sexual o identidad de género diversa y demostrando el grado de dimensión de la violencia sexual en el marco del conflicto armado con el fin de permitir un balance del conflicto y llegar a la verdad. En 2004, se desempeñó como especialista principal para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y posteriormente ha trabajado como Coordinadora de la Unidad a cargo de Asuntos Temáticos de la CIDH donde ha supervisado la ejecución del plan de trabajo y las actividades de la Relatoría de las Mujeres por más de 10 años.

 

Charo Mina Rojas

Es activista afrocolombiana, defensora de los Derechos Humanos y Coordinadora Nacional de Promoción y Difusión del Proceso de Comunidades Negras (PCN) en Colombia. Su lucha incesante a nivel nacional e internacional por visibilizar los crímenes y violaciones de las mujeres afrodescendientes la ha llevado a ocupar un papel trascendental en la defensa y protección de los pueblos afrocolombianos y sus territorios. En 1995, trabajó como asesora interinstitucional del Ministerio de Educación e introdujo la etnoeducación en las escuelas. Mina Rojas formó parte de la Comisión responsable de la inclusión del capítulo étnico en el Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y las FARC. Ha participado en diversos foros y actualmente es miembro de la Red de Solidaridad Afro-Colombia con sede en los Estados Unidos y perspectiva  étnica y cultural para la interpretación del acuerdo final.

 

Aida Quilcué

Es activista, lideresa indígena y Consejera de Derechos Humanos y Paz de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC). Su lucha se ha enfocado en reconstruir el pensamiento indígena y hacer valer los derechos de su pueblo golpeado por el conflicto. Su historia es de resistencia y valentía. Desde pequeña ha sido testigo de abusos contra su comunidad y desde allí optó por defender los derechos de los suyos, expulsando a los actores armados del conflicto y ganándose el respeto de su comunidad. En 2007 se convirtió en la primera mujer indígena en ocupar el cargo de consejera mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC). En 2008, su esposo fue asesinado y ella amenazada, por lo que tuvo que optar por protegerse. Ha formado parte de la mesa de diálogo de la Habana y su voz es clave para comprender los desafíos que enfrenta Colombia tras la Firma Final del Acuerdo de Paz.

 

Camila Cienfuegos

Es feminista, exguerrillera de las  Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a las que se integró con 13 años, e integrante del Estado Mayor Central y de la Comisión de Organización de las FARC-EP. Durante los diálogos de Paz en La Habana asumió el cargo de relación con los medios de comunicación por parte de Colombia y fue integrante de la Subcomisión de Género, cuya participación se centró en buscar una solución política al grave conflicto social y armado que vive Colombia. Se define a sí misma como “una mujer revolucionaria que sueña con un país distinto al que le ha tocado vivir a estas generaciones de violencia”. Lucha por un feminismo desde lo colectivo, lo humano y no centrada en la violencia sexual contra las mujeres, sino la violencia estructural que permea todos los ámbitos de la vida (participación política, educación, salud, trabajo, autonomía económica) y concibe la lucha de las mujeres como una conquista de derechos en igualdad para todo el conjunto de la sociedad.

También podría interesarte...